• 1
    BIZCOCHOS
    Pocos se resisten a un trozo de BIZCOCHO recién hecho. Con fruta, con chocolate o con frutos secos... ¿Cuál es tu preferido?
    Ver recetas
  • 2
    MOUSSES
    La MOUSSE es un postre francés ligero y esponjoso, que se sirve bien frío. Se puede presentar en versión individual o como tarta.
    Ver recetas
  • 3
    TARTAS
    ¿Buscas una tarta para un cumpleaños, para un domingo en familia, para sorprender o simplemente para disfrutarla tu mismo? Aquí encontrarás una amplia selección de tartas y pasteles ideales para cualquier ocasión.
    Ver recetas
¡Bienvenid@!
¡Hola! Mi nombre es Biljana y soy la persona que está detrás de Mis Dulces Joyas. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. Espero que te guste y que encuentres lo que buscas.
Si quieres saber más sobre mí...
Sigue Leyendo

Quizá te interese

Últimas entradas

Tarta mousse de fresa




¿Os he dicho que me encantan las fresas? No sólo me encantan, me apasionan, son una de mis frutas preferidas. Aunque prefiero disfrutar de un buen plato de fresas cubiertas sólo con algo de miel, me gusta usarlas en repostería también. Y no hay nada más bueno y más sencillo que disfrutar de una mousse de fresa, con su aroma dulce que recuerda a primavera recién llegada. Si encima convertimos esa simple mousse en una tarta, añadiéndole algo de gelatina para aportarle más firmeza, y la dejamos descansar sobre un bizcocho de vainilla, como base para la tarta, volveríamos locos a todo aquellos que la prueben, ya que con su sencillez enamora a cualquiera. Y si además la coronamos con unas fresas frescas y la decoramos con algo de merengue, ya os digo yo que os hacen la ola seguro.

Hay dos formas para elaborar una mousse de fresa en cuanto a la forma en la que añadimos las fresas al resto de los ingredientes. La primera es hacer un puré con la fruta fresca (sin cocinar) y la otra es elaborar previamente una especie de mermelada (cocinar la fruta) y luego triturarla para poder añadirla al resto de los ingredientes. A mi personalmente, para elaborar la mousse me gusta usar fresas frescas, sin cocinar, el sabor me gusta más, aunque las dos formas son perfectamente aceptables.




Debo decir que con esta receta os sale una súper tarta, para unos 16 comensales o más, según el corte de los trozos. Si la queréis más pequeña sólo tenéis que reducir las cantidades de los ingredientes.
En cuanto al montaje, deciros que yo prefiero hacer la mousse, cuajarla y luego dejarla descansar sobre la base, no monto la mousse junto con el bizcocho. De esta forma el bizcocho queda como más limpio. Además, lo preparo un poco más grande que la mousse y esos bordes que sobresalen me permiten hacer una decoración de tal forma que se vean los laterales del bizcocho. Pero bueno esto son manías mías, vosotros podéis decidir como preferís hacerlo.

¡Eso si, tenéis que hacer esta tarta en casa, es una delicia!






Receta
Tarta mousse de fresa

Ingredientes para la mousse de fresa:
2 claras de huevo L, a temperatura ambiente
140 gr (120 gr + 20 gr) de azúcar blanco
600 gr de fresas
5 hojas de gelatina (8.5 gr)
400 ml de nata para montar, bien fría y con 35% M.G.
1 cucharada de extracto de vainilla

Ingredientes para el bizcocho:
4 huevos L, a temperatura ambiente
120 gr de azúcar blanco
120 gr de harina, de uso común
2 cucharaditas de extracto de vainilla


Preparación mousse de fresa:
  • Cubrir con papel film de cocina una bandeja de horno o una fuente y disponer encima un aro o un molde sin la base de 23 cm. Forrar por dentro el molde con una tira de acetato, pegar los extremos de la tira con celo y reservar.
  • Para elaborar la mousse lo primero que hay que hacer es preparar un merengue suizo con las 2 claras de huevo y los 120 gr de azúcar blanco. Para ello mezclar las claras con el azúcar en un bol refractario y calentar suavemente al baño maría, removiendo bien hasta que se disuelva el azúcar por completo.
  • Sacar del baño maría, verter en otro bol o en el tazón de la batidora de pie (tipo KA) y montar con unas varillas eléctricas o con el accesorio varilla de la batidora de pie, hasta que el merengue esté consistente y brillante. Reservar.
  • Hidratar las hojas de gelatina en abundante agua fría.
  • Limpiar y triturar las fresas con una batidora tipo minipimer o una batidora de vaso, y pasarlas por un colador para eliminar las semillas.
  • Calentar al fuego 80 gr de puré de fresas y disolver en él la gelatina previamente remojada en agua fría y bien escurrida. Juntar con el resto de puré y mezclar bien.
  • Incorporar el merengue al puré de fresas y mezclar para aligerar la preparación.
  • Montar la nata con los 20 gr de azúcar y el extracto de vainilla y añadirla a la mezcla de fresas y merengue con movimientos suaves y envolventes.
  • Verter la mousse en el molde previamente preparado y llevar al congelador, hasta que esté bien firme (5 - 6 horas). Mientras tanto ir preparando el bizcocho.
Preparación bizcocho:
  • Precalentar el horno a 170ºC - 180ºC.
  • Engrasar con mantequilla un molde redondo de 26 cm de diámetro y forrar la base con papel de horno. Reservar.
  • En un bol grande batir los huevos con el azúcar (con la batidora eléctrica de dos varillas o con el accesorio varilla de la batidora de pie), hasta obtener una mezcla de una consistencia densa y cremosa. Unos 6 - 8 minutos más o menos tardaremos para llegar a este punto (según la potencia de nuestra batidora).
  • Tamizar la harina sobre los huevos batidos y mezclar con una espátula de silicona, con movimientos envolventes, para evitar que se nos baje la preparación. Para que el bizcocho nos quede suave y esponjoso, es muy importante hacer este paso con delicadeza.
  • Añadir la vainilla y mezclar.
  • Verter la mezcla en el molde preparado y hornear a 170ºC - 180ºC durante 15 minutos aproximadamente, o hasta que al comprobar con un palillo éste salga limpio sin restos de masa.
  • Una vez horneado dejar enfriar durante 5 - 6 minutos en el molde, luego desmoldar con cuidado y transferir a una rejilla. Dejar que se enfríe por completo.

Montaje:
  1. Una vez tenemos la mousse congelada y el bizcocho listo montamos la tarta. Para ello, disponer el disco de bizcocho sobre una fuente de servir.
  2. Desmoldar la mousse de fresa con cuidado y dejarla descansar, bien centrada, sobre el bizcocho. Llevar a la nevera y dejar durante unas horas en la nevera o hasta que se descongele por completo (4 - 5 horas).
  3. Luego decorar a gusto, con merengue, nata montada o ganache de chocolate blanco.
  4. Antes de servir decorar también con unas fresas frescas.
 




Nota:

 Para conseguir una mousse deliciosa y con un intenso sabor a fresa debemos usar fresas maduras (ni muy pasadas, ni verdes).

 Para que las claras nos monten bien es importante que tanto las claras, como los utensilios que vamos a usar a la hora del batido, estén libres de grasa y restos de yema.

 Es imprescindible que la nata esté bien fría, para que pueda montar bien.

¡Hasta la próxima!
Besos
Biljana


Comentarios

  1. Cómo consigues que te queden los adornos de dos colores? Quedan muy bonitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Merche! Hice merengue y lo teñí en dos colores (blanco roto y rosa) y los vertí los dos en la manga pastelera, por un lado el blanco y por el otro el rosa (por supuesto con cuidado de no mezclarlos). De esta forma los adornos te salen bicolor. Un beso!

      Eliminar
  2. Esta tarta bonita es un rato y deliciosa segura que otro rato más grande. Me ha gustado la idea de poner el bizcocho más grande queda muy bonita. Y esa mousse de fresas dice a gritos comeme con ese color tan bonito, casi puedo olerla. Besos

    ResponderEliminar
  3. Great post. I love this cake. Thanks for giving us the recipe

    ResponderEliminar
  4. Hello, i want to tell that your blog is helpful. Thanks you.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario