• 1
    BIZCOCHOS
    Pocos se resisten a un trozo de BIZCOCHO recién hecho. Con fruta, con chocolate o con frutos secos... ¿Cuál es tu preferido?
    Ver recetas
  • 2
    MOUSSES
    La MOUSSE es un postre francés ligero y esponjoso, que se sirve bien frío. Se puede presentar en versión individual o como tarta.
    Ver recetas
  • 3
    TARTAS
    ¿Buscas una tarta para un cumpleaños, para un domingo en familia, para sorprender o simplemente para disfrutarla tu mismo? Aquí encontrarás una amplia selección de tartas y pasteles ideales para cualquier ocasión.
    Ver recetas
¡Bienvenid@!
¡Hola! Mi nombre es Biljana y soy la persona que está detrás de Mis Dulces Joyas. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. Espero que te guste y que encuentres lo que buscas.
Si quieres saber más sobre mí...
Sigue Leyendo

Quizá te interese

Últimas entradas

Tarta helada de nata con nueces y chocolate




Ya estamos oficialmente en verano, las temperaturas más altas que tenemos en estos últimos días nos recuerdan que ya nos podemos olvidar de las mantas, los pucheros y las sopas calientes. Ahora más que nunca apetecen comidas fresquitas, ligeras, postres helados y semifríos. Con el paso de los días cada vez nos apetecerá menos encender el horno para hornear un bizcocho o una tarta, pero no por eso nos tenemos que privar de un buen postre.

La tarta que os traigo hoy es ideal para estos días de calor, es fresquita y rápida de hacer. Se compone de helado de nata montada, que en realidad no es nada más que nata montada endulzada con leche condensada y aromatizada con vainilla, a la que se le añade unas nueces troceadas y chocolate negro rallado. Para la base he optado por unas galletas Oreo golden y negras, para satisfacer el gusto de cada uno en casa, porque en nuestra casa estamos divididos, a unos nos gustan las golden y a otros las clásicas Oreos. Sinceramente se pierden 10 minutos en preparar esta tarta. 
He optado por prepararla con nueces y chocolate, pero se puede preparar de infinidad de sabores. Imaginaros como debe de estar con coulis de cerezas y chocolate, o melocotón y caramelo, o cacahuetes y dulce de leche, a la nata se le puede añadir casi todo, y queda igual de buena. Como base, aparte de unas galletas se puede usar por ejemplo una plancha de bizcocho, aunque lo suyo es elaborarla con galletas. 




Debo deciros, que tal y como la he preparado yo, de ligera no tiene nada, es una super tarta, muy potente, me recuerda a los maxibons de nata, con galleta y chocolate, sinceramente es un postre para valientes. Con las cantidades que os doy sale una tarta bien grande, de unas 12 raciones y bien majas, si la queréis más pequeña solo tenéis que doblar los ingredientes. También se puede elaborar en un molde rectangular y cortarla en cuadrados (sin la base de galletas) y a la hora de servir presentarla con dos obleas, tipo sandwich.
Lo que quiero decir con todo esto es: hacer uso de la imaginación en esta receta, está permitido totalmente, nos podemos divertir en la cocina y adaptarla a nuestro gusto.

Antes de dejaros con la receta solo comentaros que he preparado esta delicia para el Reto (Reto Dis - Fruta) que organiza mi compañera Lidia, la autora del Blog - Nunca es demasiado dulce. Si me leéis desde hace tiempo ya sabéis que he participado en este Reto en varias ocasiones, y que el mismo consiste en elegir un ingrediente cada mes, con el cual hay que preparar una receta. Este mes el ingrediente elegido ha sido la nuez, o las nueces, y se me ocurrió elaborar esta tarta fresquita para la ocasión.





Receta
Tarta helada de nata con nueces y chocolate
(para molde de 23 cm de diámetro)

Ingredientes para la base:
7 - 8 galletas Oreo golden
7 - 8 galletas Oreo clásicas

Ingredientes para el relleno:
750 ml de nata para montar (con 35% de M.G.), bien fría
300 ml de leche condensada
1 cucharada de vainilla en pasta
150 gr de nueces troceadas
50 gr de chocolate negro o con leche rallado  

Para decorar:
unas galletas oreo troceadas o enteras
nueces troceadas 
chocolate rallado  

Preparación:
  • Disponer sobre un plato o una fuente de servir un molde sin la base o un aro de repostería de 23 cm de diámetro y 6,5 cm de alto. Forrar las paredes del molde (sin la base) o el aro con acetato de 7 cm de ancho como mínimo. Para que se sujete bien el acetato, pegar los extremos de este con un poco de celo. Reservar.
  • Verter la nata bien fría junto con la leche condensada en un bol alto (si se bate con una batidora de dos varillas), o en el tazón de la batidora de pie (tipo KA, si se bate con una batidora de pie), equipada del accesorio varilla.
  • Montar la nata con las varillas hasta que esté bien montada, a punto de pico firme (hay que tener cuidado de no sobrepasarse con el batido, para evitar que se nos corte la nata).
  • Añadir la vainilla, mezclar.
  • Añadir las nueces troceadas y el chocolate rallado, y mezclar con una espátula de silicona, hasta que esté todo bien integrado.
  • Cubrir la base del molde, o el plato que hemos preparado con el aro de repostería, con las galletas Oreo. Id poniendo las galletas una al lado de otra, intercambiando una de cada color. Nos quedarán pequeños huecos entre las galletas, no pasa nada, luego se rellenarán con el helado.
  • Verter el relleno sobre las galletas en el molde, en tres tandas. Primero cubrir la base, luego con la segunda tanda las paredes de este, haciendo una pequeña presión, ayudándose de una espátula pastelera pequeña o cuchara, para cubrir bien toda la superficie y que no nos queden huecos sobre todo en las paredes. Verter la tercera tanda de helado y alisar bien con la espátula.
  • Llevar la tarta en la nevera durante 5 - 6 horas, o durante toda la noche.
  • El día siguiente, o unas horas antes de consumir decorar con galletas Oreo, nueces troceadas y chocolate rallado.
  • Antes de consumir la tarta hay que sacarla 15 - 20 minutos fuera del congelador, para que se ponga un poco a temperatura ambiente y nos sea más fácil cortarla.


  • Preparación: 15 minutos
    Reposo: 5 - 6 horas
    Horneado: No
    Dificultad: Fácil
    Raciones: 12




Nota:

 La tarta se puede montar en un aro, dispuesto sobre un plato forrado con papel film. Una vez congelada, el papel film nos facilitará desmoldarla con facilidad, y así poder traspasarla y presentarla sobre un cake stand o una fuente bonita, que no se pude llevar al congelador.
 El único detalle o cuidado que hay que tener al elaborar esta receta, es intentar de no sobrepasarse con el batido o el montaje de la nata, para evitar que se nos corte. Una vez veamos que la nata ha espesado lo suficiente y cambie de aspecto (de brillante a satinado), debemos parar de batir. Otro factor indicativo para saber que la nata está montada, es cuando vemos que la varilla de la batidora deja unas marcas bien definidas y que la nata empieza como a sudar y a agarrase bien a la varilla.
 Para el relleno del helado se puede utilizar cualquier fruto seco, y también para darle un toque diferente, en vez de chocolate se pueden añadir uvas pasas emborrachadas en ron. Las nueces con las uvas pasas y la nata combinan muy bien.
 Para la base se pueden utilizar cualquier tipo de galleta o incluso obleas en capas o neulas.

Animaros a preparar esta receta, veréis lo fácil que es de preparar y que además se le puede sacar aprovecho para cualquier ocasión.
¡Hasta la próxima!
Besos!
Biljana





Comentarios

  1. A mí me gustan de cualquier manera, la tarta helada es perfecta para cualquir momento y mñas en verano. Ahora apetecen mucho. Te ha quedado de cien, como siempre amiga mía!!

    ResponderEliminar
  2. receta perfecta
    Me gustaría comer un pastel así todos los días
    gracias
    rabato

    ResponderEliminar

Publicar un comentario