• 1
    BIZCOCHOS
    Pocos se resisten a un trozo de BIZCOCHO recién hecho. Con fruta, con chocolate o con frutos secos... ¿Cuál es tu preferido?
    Ver recetas
  • 2
    MOUSSES
    La MOUSSE es un postre francés ligero y esponjoso, que se sirve bien frío. Se puede presentar en versión individual o como tarta.
    Ver recetas
  • 3
    TARTAS
    ¿Buscas una tarta para un cumpleaños, para un domingo en familia, para sorprender o simplemente para disfrutarla tu mismo? Aquí encontrarás una amplia selección de tartas y pasteles ideales para cualquier ocasión.
    Ver recetas
¡Bienvenid@!
¡Hola! Mi nombre es Biljana y soy la persona que está detrás de Mis Dulces Joyas. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. Espero que te guste y que encuentres lo que buscas.
Si quieres saber más sobre mí...
Sigue Leyendo

Quizá te interese

Últimas entradas

Cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus (sin horno)




En casa nos hemos hecho super fans del dulce de leche, nos gusta mucho a todos y las tartas con dulce de leche se han vuelto unas de nuestras favoritas. Esta delicia es pura adicción, mejor ni probarlo, porque una vez lo pruebas, es como el chocolate, no puedes vivir sin él, en momentos de debilidad caes rendido ante su empalagoso y atractivo dulzor, te atrapa para siempre. A los que os gusta me comprenderéis muy bien, y os diré que debéis de probar esta tarta, porque os va a encantar.

La tarta se compone de una base elaborada con galletas Lotus y relleno de queso crema, nata montada y dulce de leche. No lleva gelatina y tiene una textura, super cremosa y suave, tipo mousse, pero un poco más compacta, es ideal para esta época del año, porque no es necesario el uso del horno para su elaboración. Se me ocurrió prepararla con galletas Lotus ya que me pareció que estas galletas con su toque caramelizado y su singular aroma a canela iban a combinar muy bien con el relleno de dulce de leche, y no me equivocaba, ha sido un acierto, nos ha gustado tanto que tenía que traérosla por aquí.
No es una cheesecake con un fuerte sabor a queso crema, ni tampoco es demasiado dulce o empalagosa, la acidez del queso crema se equilibra muy bien con el dulzor del dulce de leche en esta receta. De hecho, los tres ingredientes protagonistas (el queso, el dulce de leche y las galletas Lotus) se fusionan a la perfección.

Su elaboración es bastante sencilla y rápida, en un periquete la tenéis hecha, por comentaros solo que el otro día la hicimos junto con mi hija pequeña, que tiene 12 años, por no decir que ella la hizo casi sola, así que os podéis imaginar lo fácil que fue prepararla. Mis hijas en estos días de confinamiento se han entretenido mucho en la cocina, y la verdad me han sorprendido gratamente con platos dulces y salados, y muy elaborados, en unos meses se han hecho unas verdaderas cocinillas :). Y sus papis están super orgullosos de ellas. Mi hija pequeña dice que quiere abrir su propio canal de YouTube de cocina y porque creo que es demasiado pequeña para que esté en las redes, si no ya lo tendría montado, y con la gracia que tiene triunfaba seguro. 





Receta
Cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus (sin horno)

Ingredientes para la base:
235 gr de galletas Lotus
85 gr de mantequilla, sin sal

Ingredientes para el relleno:
300 ml de nata para montar (con 35% de M.G.), bien fría
450 gr de queso crema (tipo Philadelphia), a temperatura ambiente
350 gr de dulce de leche, a temperatura ambiente
75 gr de azúcar glass, tamizado

Para decorar:
merengue o nata montada
galletas Lotus trituradas

Preparación:
  • Disponer sobre un plato o una fuente de servir un molde sin la base o un aro de repostería de 20 cm - 22 cm de diámetro. Forrar las paredes del molde (sin la base) o el aro con acetato de 6 cm de ancho como mínimo. Para que se sujete bien el acetato, pegar los extremos de este con un poco de celo.
  • Derretir la mantequilla en el microondas (con unos 20 - 25 segundos suele ser suficiente) y dejar enfriar.
  • Triturar las galletas a punto de grano grueso y vaciarlas en un bol (no hay que triturar las galletas muy muy finas, a punto de polvo, por ejemplo, es preferible que la mezcla triturada esté granulosa).
  • Añadir la mantequilla derretida y fría a las galletas trituradas, y mezclar con un tenedor o con las manos hasta integrar bien.
  • Vaciar esta mezcla en el molde preparado y extender en la base con la ayuda de una cuchara, presionando ligeramente para que se compacte (no presionar demasiado, porque si no convertiríamos la base en un bloque duro y pesado, que luego nos costará cortar).
  • Meter en la nevera, mientras ir preparando el relleno de queso y dulce de leche.
  • Para el relleno, montar bien la nata con una batidora de dos varillas o con la batidora de pie equipada de la varilla. Reservar.
  • Batir con las varillas a velocidad media, el queso con el azúcar glass, hasta que la mezcla se vuelva cremosa. Añadir el dulce de leche, subir la velocidad de la batidora y batir hasta lograr que se integre del todo, o hasta conseguir una mezcla, cremosa, suave y homogénea.
  • Añadir la nata montada con movimientos envolventes y con la ayuda de una espátula de silicona.
  • Volcar esta mezcla sobre la base de galletas que teníamos guardada en la nevera y llevar de nuevo a la nevera por unas 5 - 6 horas.
  • Por último, solo nos falta decorar la tarta. Se puede decorar con nata montada o merengue, o la podemos presentar tal cual, decorada con unas galletas Lotus, esto es un poco al gusto del consumidor.


  • Preparación: 30 minutos
    Reposo: 5 - 6 horas
    Horneado: No
    Dificultad: Media
    Raciones: 12




Nota:
 
• Para que la nata se pueda batir bien, es importante que esté bien fría. En esta receta se necesita que la nata esté bien montada, no semimontada. Hay que tener cuidado de no sobrepasarse con el batido para evitar que la nata se corte. Una vez haya espesado y cambiado su tono (de brillante a satinado) se para de batir. 
• Para elaborar el relleno es importante que el queso crema y el dulce de leche estén a temperatura ambiente, porque si están fríos cuesta más batirlos.
• Esta cheesecake se puede decorar al gusto del consumidor: con merengue, nata montada, ganache de chocolate o salsa de caramelo.
• Para la base en vez de galletas Lotus se pueden utilizar otro tipo de galletas, como Oreo Golden o de chocolate, María, cookies... Aunque lo suyo es hacerla con las Lotus.
• La tarta debe reposar en la nevera unas horas antes de consumirla, para que se asiente y cuaje bien. Si se quiere acelerar este proceso, se puede meter un par de horas en el congelador.
• La base de galletas se puede hornear unos 10 minutos en el horno a 160ºC - 170ºC, antes de verter el relleno por encima. De esta forma se consigue una base con una sabor tostado y caramelizado más pronunciado. Hay que tener en cuente que antes de verter el relleno la base se debe enfriar primero.

Espero que después de leer la receta y averiguar que es super fácil de hacer, os animéis a prepararla.
¡Hasta la próxima!
Besos!
Biljana



Comentarios

  1. Hola Biljana!
    Acabo de probarla es una receta fácil de hacer, de pinta exquisita y de sabor buenísima. Gracias por compartirla!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carolina!
      Me alegro muchísimo de que te haya gustado. ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario